Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 21 el Sáb Ago 16, 2014 10:42 am.
Daniel Blake
WEBMASTER

Perfil - MP
Erin Rhapsody of Oblivion
ADMINISTRADOR GRAFICO

Perfil - MP
No Paradise In Darkness

Mikel, Arcángel de Lúnna (Nuevo modelo)

Ir abajo

Mikel, Arcángel de Lúnna (Nuevo modelo)

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 06, 2012 11:54 pm



Mikel
Arcángel de Lúnna


"El dios de las aguas"


"Milenios"


"Asexual"


"Arcángel"


"Neutral"


"U T O P I A"




Físico

Mikel es un joven en apariencia, muy esbelto, altísimo, delgado. Su piel es tan clara como la nieve más pura (aunque a veces rosada), tiene los ojos de un tono etéreo y el cabello muy largo, del color de las algas. Suele vestir túnicas blancas y vaporosas, adorna su cuerpo con joyas de oro y porta una flauta, también de oro, con una inmensa magia en su interior. Además, está dotado de un par de alas gigantescas que caen por su espalda como dos cascadas de oro.




Psicología

Mikaru era en un tiempo un dios pacífico, soñador y amigable que deseaba la felicidad para las criaturas de su isla. No se relacionaba nunca con seres ajenos a Lúnna y amaba su vida en la soledad. Ahora, Mikel es rencoroso, vengativo, desconfiado, egoísta, orgulloso y decidido que desea reconocer su poder y rango ante todos. A menudo se opone totalmente a las ambiciones de los demás arcángeles y discute con todos en su particular guerra. Quiere que sus súbditos y criaturas estén internadas en Lùnna y aprendan a vivir solitariamente, pues teme que les suceda algo tan terrible como a él y caigan en la inocencia.





Gustos

La exuberancia de su isla, la valía de determinadas criaturas y el don de la música...




Disgustos

Los humanos que lo destruyen todo a su paso, el hecho de que alguien conozca su más oculto y secreto tesoro y que sirenas y tritones no tengan en cuenta las órdenes que dicta.






Hobbies

Van desde enviar plagas a los mortales a tocar su flauta entre las nubes




Manías

No soporta ver a la humanidad cargarse el medio ambiente y las cosas que a él le resultan hermosas, como talar un bosque o matar a una bestia para vestirse con su piel. Cuando esto ocurre o alguien le saca de sus casillas está acostumbrado a desatar su furia apretando los dientes y lanzando horribles tormentas y tempestades a sus inferiores.




Poderes

Domina las aguas en sí, ya sea en cualquiera de sus tres estados o de cualquier tamaño o masa, además de ser capaz de causar grandes estragos con el sonido de su mística música.




Debilidades

-Es inmortal e indestructible, pero no inmune al método de destruir a los arcángeles que solo una persona en el universo conoce.
-Aunque puede manipular cualquier elemento relacionado con el agua, no tiene la misma facilidad para controlar otros tipos de magia y algunos incluso le son totalmente inaccesibles.
-Sus cantos y música sobrenatural no afectan a los demás arcángeles.
-Existe algo capaz de extinguir su poder, pero también algo capaz de devolverle su mitad perdida, y ese es un tema antiguo olvidado ya y que hasta él desafía que vuelva a activarse.




Historia

En los principios del universo, cuando surgió la magia y, de ahí, Utopía, nació a su vez una fuente de energía con la belleza de una estrella angelical llamada Mikaru. Durante siglos, Mikaru se vio impresionado por la hermosura de un planeta gigantesco con habitantes de lo más sencillos y humildes, que denominaban Tierra al lugar que pisaban. Cautivado, quería tener un mundo como ese, dándole por supuesto su mejor toque. Cultivó los elementos de la Tierra en un territorio inhabitado de una Pangea flotante donde albergaba la magia, Utopía. Pronto, su afinidad con el medio marino y el poder sobre los océanos lo llevaron a crear un lago gigantesco, con colores azules y cristalinos, en cuya superficie resplandecían las estrellas. Un lago sin fondo, un lago mágico. Al igual, en un pozo enorme de ardiente piedra negra, vertió las aguas mágicas y pronto formó otro lago que poblaron las criaturas a las que él llamaba sirenas. La felicidad prosperaba en su reino, Lùnna. Todo allí era pura paz y bondad. Él seguía envidiando la Tierra, y a lo largo de los siglos iba descubriendo como allí abajo perdían la fe en la madre naturaleza y abogaban por el uso de nuevas tecnologías. La envidia dio fruto a la cólera, y en uno de sus paseos por la Tierra halló a un hombre increíble con bastos conocimientos en lo que al misticismo se refería. En el polo ártico existía una roca de ámbar de tamaño inmenso y valor incalculable. El hombre le habló del poder que residía en su interior y Mikaru comprendió que adquirir el poder de la gema ambarina sería su única salvación. Internó toda su bondad en ella, dejando en el centro de su interior el rastro de un cuerpo angelical con rostro sufridor. En la roca de ámbar se encontraba ahora Mikaru, dando paso a una criatura el triple de poderosa, pero también el triple de débil: Mikel. Sus ideales habían cambiado y, tras agradecer al hombre por sus conocimientos y jurando obsequiar a sus futuras generaciones con riquezas y magia, ascendió a Utopía, que ya se había separado en varias y bastas islas tras su primera guerra, e internó la gema de ámbar con su anterior yo en lo más profundo del Lago Strafe, donde nadie la encontraría jamás gracias a las criaturas marinas y la magia que la protegía. Además, nadie sabría como usar la roca en su contra, ya que hace falta el poder de siete perlas secretas que están ocultas, también, repartidas en distintos puntos clave de Lùnna. Durante milenios ha sido y será Mikel, el dios del mar y Arcángel de Lùnna, a quien nadie osa contradecir. Las leyendas en el archipiélago hablan de un ángel que cayó en la desgracia y renació, de un mito reflejado en los cantos de las sirenas, de un templo abandonado en lo más profundo de los lagos.
Tras haber intentado conquistar la Tierra, los planes de Mikel se vieron cumplidos el día del apocalipsis, ya que tan solo un puñado de mortales se han salvado del cataclismo y ahora sufren en las entrañas de Utopía.
¿Quién tiene el conocimiento suficiente para dar fin a la vida del despiadado Mikel y traer por fin de vuelta al pacífico Mikaru?



Enfermedades

Los sentimientos y la compasión ya no son una maldición para él, por lo tanto, no hay enfermedad alguna.



Otros datos

En su flauta dorada se encuentran los siete agujeros de las notas musicales, que son los huecos donde instalar las siete perlas capaces de abrir las puertas a la dimensión acuática paralela donde se encuentra escondido el fragmento de ámbar donde se halla Mikaru.



Created by Genius26 ©



Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.